Consejos para cuidar tu salud durante el embarazo

La salud durante el embarazo está directamente relacionada con la salud del bebé que llevas en tu vientre y dependerá de lo que te cuides durante el embarazo. Cuidar de la dieta, de tus dientes y encías, corregir tus malos hábitos, tomar precauciones a la hora de viajar en avión o en coche... son sólo algunas de las precauciones que debes tomar por la salud de tu embarazo y la de tu bebé.




La alimentación durante el embarazo:


La alimentación es uno de los aspectos que más deben cuidar las embarazadas. Evidentemente, el embarazo no es el momento para hacer dietas o reducir el consumo de calorías, pero sí de tener más en cuenta todo lo que comes. Una alimentación sana y variada te permitirá cubrir las necesidades nutricionales especialmente indicadas durante este periodo. Algunos de estos hábitos deberás seguir manteniéndolos tras el parto y durante la lactancia.


Estos consejos sobre la alimentación durante el embarazo pueden serte de gran ayuda:


  • La alimentación en estos nueve meses básicamente debe componerse de verduras, frutas, cereales, lácteos, legumbres y proteínas de carnes y pescados. También es recomendable el consumo de alimentos ricos en ácido fólico, hierro, calcio y yodo.


  • Distribuir las comidas. Consumir pequeñas raciones, a lo largo de la jornada, favorece la digestión y evita la acidez y la pesadez de estómago que padecen muchas embarazadas.

  • Aumentar la ingesta de agua. Esto facilitará tus digestiones y la eliminación natural de toxinas, y te ayudará a prevenir el estreñimiento y la retención de líquidos.

  • Evitar la sal y los fritos y, además, cocinar los alimentos a la plancha o en el horno. La mejor forma de consumir verduras y pescados es al vapor. Al cocer los alimentos en agua, es mejor hacerlo en piezas grandes para que pierdan menor cantidad de vitaminas y nutrientes.

  • Tomar pescados blancos y azules, limitar la ingesta de pescados rojos como el atún o el emperador y evitar comer sushi, sashimi y pescado crudo en general.

  • Es importante reducir el consumo de productos crudos en salsas, aliños, fiambres y embutidos.

  • Otros alimentos se deben restringir son la carne de caza, los dulces, los refrescos, las golosinas, la bollería, la grasas trans, la cafeína y la teína.

  • Seguir los consejos de tu médico y consultarle sobre la posibilidad de tomar algún suplemento alimenticio (calcio, ácido fólico, omega 3) cuando sea necesario.


Otras recomendaciones generales respecto a la alimentación son:

  • Moderar el consumo de sal, que debe ser yodada.

  • Ingerir mucho líquido: unos dos litros de agua al día -en torno a los ocho vasos diarios-, para ayudar a combatir el estreñimiento, controlar las náuseas y los vómitos, evitar la sequedad de la piel y a prevenir las infecciones urinarias. También se pueden tomar infusiones, leche, caldos y zumos, que deben ser naturales o pasteurizados.

  • Controlar el consumo de bebidas con gas o excitantes como el café, el té y los refrescos de cola.

Por último, resulta crucial cocinar los alimentos de manera adecuada, esmerar la higiene al prepararlos y manipularlos e ingerirlos bien hechos. En otras pestañas de este contenido tienes más información práctica para evitar las infecciones e intoxicaciones que pueden producirse con ciertos alimentos especialmente preocupantes durante el embarazo.

Por su parte, después del embarazo y durante el período de lactancia, las demandas fisiológicas de la mujer también aumentan, y por tanto una alimentación sana y equilibrada, rica en nutrientes, es necesaria para poder ofrecerle a su vez al bebé, a través de la leche materna, la mejor alimentación.


#EmbarazoSaludable #Embarazada #CuidaTuEmbarazo


11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo