¿Cómo saber si tengo Diabetes? - Síntomas y Tipos

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa o azúcar en la sangre están muy altos. La glucosa tiene relación directa con los alimentos que consumimos, mientras que la insulina, una hormona que ayuda a que la glucosa entre en las células para suministrarles energía, no está siendo producida por nuestro organismo, y es esencial para no tener niveles altos de azúcar en sangre. De ahí que muchas personas necesiten medicarse con insulina.


Tipos de diabetes Existen dos tipos de diabetes:

  • Diabetes tipo 1: en este caso, nuestro sistema inmunitario ataca a las células que producen insulina en el páncreas, por lo que si padecemos este tipo de diabetes tendremos poca insulina y nos la tendremos que administrar.

  • Prediabetes: es un signo de que en el futuro se puede sufrir de diabetes de tipo 2 si no se hacen algunos cambios en los hábitos. Cuando se padece de prediabetes, los niveles de azúcar en sangre son más elevados de lo normal, pero no son lo suficientemente altos como para considerarlo diabetes. Si no controla su nivel de azúcar en sangre y este aumenta, puede llegar a tener diabetes de tipo 2.

  • Diabetes de tipo 2: las células se vuelven resistentes a la acción de la insulina, y el páncreas es incapaz de producir la suficiente insulina, por lo que el azúcar, que se necesita en las células como fuente de energía, se acumula en el torrente sanguíneo, y tendremos niveles altos de azúcar en la sangre.

No se sabe con total certeza por qué ocurre esto, aunque los expertos consideran que hay un fuerte componente ambiental, y también genético, aunque ojo con el sobrepeso, que está estrechamente ligado con la diabetes, aunque no todas las personas que tienen diabetes tipo 2 padecen sobrepeso.


¿Cómo saber si tengo diabetes?

Hay determinados síntomas de diabetes que nos pueden ayudar a saber si la tenemos. En el caso de la diabetes tipo 1, los síntomas son evidentes. Lo más común es que tengamos mucha sed y hambre, cansancio o fatiga, incluso visión borrosa o sensación de hormigueo en los pies. También podemos sufrir una repentina pérdida de peso que no es voluntaria, y micciones con mayor frecuencia de la habitual.


Otros síntomas de diabetes son la respiración rápida, la sequedad en la boca, náuseas y vómitos o dolor de estómago. El nerviosismo, los temblores, la debilidad o la excesiva sudoración pueden ser también claros síntomas de que tenemos baja la insulina y podemos estar sufriendo diabetes del tipo 1.


Respecto a la diabetes del tipo 2, ésta es más complicada de detectar, ya que los síntomas no son tan evidentes, pueden tardar años en manifestarse, y en ocasiones no presentamos ningún síntoma que pueda hacer sospechar que padecemos diabetes. Podemos sufrir infecciones de orina con frecuencia, que tardan más de lo normal en curarse, también más sed y hambre de lo habitual, visión borrosa, disfunción eréctil o dolor de pies y manos.


Pruebas médicas para detectar casos de diabetes

Para ambos tipos de diabetes, las pruebas médicas se basarán en exámenes para la detección del nivel de glucosa en ayunas. Si la lectura es superior a los 126 mg/dl y esto se produce en dos ocasiones seguidas, se diagnosticará la enfermedad. Después hay otra serie de pruebas como el examen de hemoglobina y prueba oral de tolerancia de la glucosa. Tendremos diabetes si el nivel de glucosa supera los 200 mg/dl.


Hay otra serie de pruebas que se pueden realizar, como la del nivel de glucosa aleatoria, que consistirá en analizar la tolerancia a la glucosa sin necesidad de ayunar. En este caso, los niveles superiores a 200 mg/dl acompañados de algunos de los síntomas comunes a esta enfermedad serán diagnosticados como diabetes. Pero este extremo se deberá confirmar con el análisis de tolerancia a la glucosa en ayunas. También se pueden realizar pruebas de cetonas, a través de muestras de orina o sangre si el nivel de azúcar es superior a los 240 mg/dl, y va acompañada de otras enfermedades de tipo cardiovascular, o hay vómitos y náuseas, especialmente durante el embarazo.


En niños que tienen obesidad es recomendable hacer análisis de detección de glucosa en sangre, como medida preventiva, a partir de los 10 años y cada dos años. En adultos cuyo índice de masa corporal es superior a 25 es conveniente practicarse las pruebas, sobre todo en adultos mayores de 45 años, cada tres años.


Consejos para prevenir la DIABETES


1.Hacer actividad física

La actividad física rutinaria tiene muchos beneficios. El ejercicio puede ayudarte a:

  • Baja de peso

  • Baja tu azúcar en sangre

  • Aumenta tu sensibilidad a la insulina, lo que ayuda a mantener tu azúcar en sangre dentro de un rango normal


La investigación muestra que el ejercicio aeróbico y el entrenamiento de resistencia pueden ayudar a controlar la diabetes. El mayor beneficio proviene de un programa de acondicionamiento físico que incluye ambos.


2. Consumir muchas fibra

La fibra puede ayudarte con lo siguiente:

  • Reducir el riesgo de padecer diabetes al mejorar el control de la glucemia

  • Reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca

  • Promover la pérdida de peso ayudándote a sentirte lleno


Los alimentos ricos en fibra incluyen frutas, vegetales, frijoles, cereales integrales y frutos secos.


3. Elige granos integrales

No está claro el motivo, pero los granos integrales reducen el riesgo de padecer diabetes y ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre. Trata de que al menos la mitad de los granos que consumas sean granos integrales.




Muchos alimentos hechos de granos integrales vienen listos para comer, como diferentes panes, tipos de pasta y cereales. Busca la palabra "integral" en el envase y entre los primeros elementos de la lista de ingredientes.


4. Bajar de peso

Si tiene sobrepeso, la prevención de la diabetes podría depender de la pérdida de peso. Por cada kilo que pierda, le sorprenderá cuánto mejorará su salud. Los participantes de un estudio grande quienes perdieron una cantidad modesta de peso (alrededor del 7 % del peso corporal inicial) y que hacían ejercicios regularmente redujeron el riesgo de contraer diabetes en casi un 60 %.


5. Elige opciones saludables

Las dietas bajas en carbohidratos, la dieta del índice glucémico u otras dietas de moda pueden ayudarte a perder peso al principio. Pero se desconoce su efectividad para prevenir la diabetes y sus efectos a largo plazo. Además, al excluir o limitar estrictamente un grupo de alimentos en particular, podrías estar renunciando a los nutrientes esenciales de dichos alimentos y es probable que, a menudo, sientas antojo por tales alimentos.


En lugar de esto, incluye en tu plan de alimentación saludable alimentos variados y porciones de tamaño controlado.


Recuerda: Si tienes 45 años o más y tienes sobrepeso además de uno o más factores de riesgo de diabetes, como pueden ser: antecedentes familiares de diabetes, antecedentes personales de prediabetes o sedentarismo, es probable que el médico recomiende un análisis cada tres años.

#Diabetes #PrevenielaDiabetes #CuidatuSalud


30 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo